EL BOTÁNICO AHORA

ES VERANO EN EL JARDÍN

LUZ, COLOR Y FRESCOR

VISITAS VIRTUALES

 

El Jardí Botànic, como espacio único dentro de la ciudad de Valencia, es un museo de plantas, pero también un centro de conservación e investigación, a parte de desarrollar tareas educativas y divulgativas y contar con una extensa agenda cultural y científica. Entre nuestros objetivos se encuentran atraer el máximo número de público posible, para que descubran este oasis, lo disfrute y lo dé a conocer. Por otra parte, también queremos que quien no se pueda acercar al centro de Valencia tenga la experiencia de recorrer los pasillos del Jardín. En este sentido hemos dado un primer paso y ya tenemos disponibles visitas virtuales a nuestros 7 invernaderos, y los podéis visitar como si estuvieseis dentro mismo. Las visitas están disponibles tanto en la página web del Jardín como en el Jardín mismo, donde los visitantes se las podrán descargar mediante los códigos QR.

Además las personas con movilidad reducida también podrán disfrutar sin limitaciones de unos espacios que por su carácter histórico y por sus singularidades constructivas podrían ocasionar problemas de accesibilidad. Todo para conseguir que estéis donde estéis podáis disfrutar de las maravillosas colecciones que acogen los invernaderos del Jardín.

Pero ¿cuáles son estos invernaderos y que contienen estas bonitas construcciones que salpican el paisaje del Jardín? Os contamos un poco. El primero de todos, el que más llama la atención en las fotografías, el invernadero tropical, el más importante tanto por su valor histórico como arquitectónico. Fue levantado a mediados del s. XIX y se trata de la primera edificación española que tiene el hierro y el vidrio como principales materiales. En el interior os llamará la atención la vegetación exuberante adaptada a este tipo de clima, como las lianas típicas de las selvas lluviosas, las plantas epífitas que viven en las ramas de los árboles y el gran abanico de hojas gigantes que piden captar la luz escasa que les llega en estos sotobosques.






VISITA EL INVERNADERO TROPICAL

 

Y justo enfrente, otros cuatro invernaderos de hierro y vidrio, más pequeños, que responden a un diseño parecido al grande. Antiguamente se utilizaban para producir más plantas que después se trasladaban a las diferentes colecciones del Jardín, y con la restauración se habilitaron como espacios de exposición abiertos al público. Actualmente están dedicados a las orquídeas que, con unas 20.000 especies, constituyen una de las familias más grandes del Reino de las plantas; a las carnívoras, que como viven en lugares donde el suelo es muy pobre en nutrientes; los helechos, las plantas vasculares más antiguas y las primeras que colonizaron el medio terrestre; y las bromeliáceas, una familia grande y característica a la cual pertenecen la piña tropical, el clavel de aire y diversas plantas ornamentales de interior.






VISITA LAS ORQUÍDEAS





VISITA LOS HELECHOS

 

 

 

 



VISITA LAS BROMELIÁCEAS

 

 

 



VISITA LAS CARNÍVORAS (EN CONSTRUCCIÓN)

 

Y el paseo continua por la Caseta del Romero, construida, como los cuatro anteriores invernaderos, a finales del s. XIX, y restaurados un siglo más tarde. En el pasado era la estufa de los helechos, pero después se usó para el cultivo de las plantas crasas. Allí se completa la colección exterior de plantas desérticas, y acoge las crasas sensibles a las bajas temperaturas. Por último, nos vamos a un rincón con mucho encanto del Jardín, la balsa, y allí encontraremos el invernadero con su nombre, con una selección de palmeras tropicales.






VISITA LA CASETA DEL ROMERO

 

 

 

 



VISITA EL INVERNADERO DE LA BALSA

 

Haz clic, y ¡disfruta de nuestros invernaderos estés donde estés!