EL BOTÁNICO AHORA

ES VERANO EN EL JARDÍN

LUZ, COLOR Y FRESCOR

ARQUITECTURA | LOS INVERNADEROS Y EL UMBRÁCULO DE MADERA

La construcción de los primeros invernaderos y umbráculos se realizó bajo la dirección de José Pizcueta. Estas instalaciones respondían a la necesidad de salvaguardar los cultivos exóticos del frío en invierno, y de las altas temperaturas y el sol en verano.

Entre 1845 y 1850, el arquitecto Timoteo Calvo alzó un invernadero de madera y de vidrio, que ocupaba el lugar donde hoy se encuentra el invernadero de la balsa, al lado de la acequia de Na Rovella. La estructura de 180 m2, estaba orientada al sur, el punto más alto medía 5 m y tenia 30 de longitud. Pasados unos años, detrás del invernadero, en una superficie de 800 m2, se construyó el umbráculo de cubierta vegetal y 57 columnas de madera.

Actualmente ese mismo espacio está ocupado por la Muntanyeta. Y es que tanto el invernadero como el umbráculo duraron pocos años debido a la descomposición de la madera sometida a la humedad y el calor.