EL BOTÁNICO AHORA

ES PRIMAVERA EN EL JARDÍN

DESPERTANDO DEL LETARGO

CATALOGO VIRTUAL DE ESPECIES VEGETALES

Jacaranda mimosifolia

FAMILIA : BIGNONIACEAE NOMBRE CIENTÍFICO : Jacaranda mimosifolia NOMBRE COMÚN : JACARANDA COLECCIÓN DEL JARDÍN : Escuela Botánica DESCRIPCIÓN :

Árbol semicaducifolio, ya que pierde las hojas por un período corto de tiempo, y que puede alcanzar los 12-15 m de altura. Su copa es ancha y globosa, y su corteza grisácea y fracturada en el tronco y ramas maduras, y lisa en las ramas más jóvenes. Sus hojas son muy curiosas ya que son compuestas bipinnadas, es decir, que cada una de las pinnas o foliolos en los que está dividido el limbo de la hoja, dispuestos a ambos lados del nervio central,  son también compuestos. Cada uno de estos pequeños foliolos resultantes son de color verde medio  en el haz y más claro en el envés, apiculados y de forma oval-oblonga. Destacan sus bonitas flores de color azul-violeta agrupadas en panículas (inflorescencia compuesta de tipo racimoso) terminales de forma piramidal, que aparecen antes de que las hojas vuelvan a brotar. Cada una las flores que las componen es de unos 3-5 cm de longitud y tiene forma tubular-acampanada. El fruto también es muy característico y se trata de unas cápsulas leñosas dehiscentes de 6-8 cm de diámetro, comprimidas lateralmente y con el borde algo ondulado, que se asemejan a unas castañuelas. Son de color verde que pasa a castaño conforme van madurando y contienen gran cantidad de pequeñas semillas aladas.

HÁBITAT :

Una especie originaria de los bosques caducifolios de América del Sur, concretamente del noroeste de Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay. 

FLORACIÓN Y FRUCTIFICACIÓN :

Florece en primavera, entre mayo y junio a nivel local, aunque puede tener una segunda floración en otoño pero es menos vistosa ya que coincide con el follaje. Sus frutos salen a continuación y permanecen en el árbol durante todo el año.

CONSERVACIÓN :

A pesar de que es una especie cultivada en muchos países, la jacaranda se encuentra amenazada en sus hábitats naturales y por ello está catalogada como especie vulnerable en lista roja de la UICN.

CURIOSIDADES :

Un clásico del arbolado urbano en zonas de clima templado o templado-cálido. Y es que este árbol es muy apreciado en jardinería ornamental por su porte corpulento y silueta globosa, sus grandes hojas compuestas de aspecto plumoso y su magnífica floración azul violácea que aparece en las ramas desnudas o junto con los primeros brotes de las hojas, que forma además un llamativo manto de color bajo el árbol al caer. Sus frutos en forma de castañuela, también son muy decorativos y permanecen en el árbol durante todo el año. Además, tiene raíces poco agresivas y bajo riesgo de caída o desrame, así que no es de extrañar que sea una especie tan habitual en avenidas, parques y jardines, siempre que las temperaturas lo permitan.

También se utiliza a nivel forestal ya que su madera es de buena calidad, fácil de trabajar. Se utiliza en la fabricación de muebles, interiores de carrocerías, revestimientos, carpintería en general y a nivel artístico para tallar esculturas.

De hecho, a nivel etimológico el nombre del género jacaranda, que viene del guaraní yacarandá, significa precisamente ‘madera dura’ haciendo alusión a esa cualidad. Por otra parte, el epíteto específico mimosifolia hace referencia al parecido de sus hojas con cierto tipo de leguminosas (mimosa).

CULTIVO EN EL JARDÍN :

Se trata de una especie bastante rústica y de crecimiento relativamente rápido que se desarrollará bien a pleno sol en suelos arenosos, porosos, fértiles y profundos. Necesita riegos regulares y no soporta los fríos intensos ni las heladas.