EL BOTÁNICO AHORA

ES PRIMAVERA EN EL JARDÍN

DESPERTANDO DEL LETARGO

PLANTAS VIVAS | ADAPTACIONES DE LAS PLANTAS

Las plantas son capaces de vivir en cualquier lugar de la tierra donde haya agua líquida y llegue la luz del sol. Pero las diferencias de temperatura, precipitación, luminosidad y disponibilidad de nutrientes en las distintas zonas del planeta son tan grandes que para poder colonizar todos los ambientes terrestres, las plantas han de modificar sus órganos vegetativos y adaptarlos a las condiciones ambientales que fijan el clima y la localidad.

En los desiertos la vida está limitada por la falta de agua, las plantas han de ser capaces de absorberla cuando está disponible y almacenarla para superar largos períodos de sequía. Las plantas acuáticas disponen de una gran cantidad de agua, pero su vida está limitada por la falta de oxígeno en las raíces, han de desarrollar tejidos que permitan la aireación de los órganos sumergidos. En los climas templados el agua está congelada durante los meses fríos y, por tanto, es inaccesible para las raíces; los árboles caducifolios pierden las hojas para inmovilizar los fluidos a la espera de una temperatura más favorable. La gran disponibilidad de agua y las temperaturas suaves de los climas tropicales provocan un crecimiento exuberante de la vegetación que genera una intensa sombra en el interior del bosque. La luz se  convierte en un factor limitante para la vida de las plantas y han de aumentar su capacidad de absorción de la energía luminosa para poder sobrevivir. Los suelos pobres en minerales dificultan el abastecimiento de nutrientes de las plantas. Para poder colonizarlos, algunas plantas capturan insectos y los digieren hasta obtener de ellos los minerales que no consiguen en el suelo.